Inicio » Huevos de Pascuas: cuando el chocolate es protagonista de las festividades

Huevos de Pascuas: cuando el chocolate es protagonista de las festividades

En Semana Santa muchas personas aprovechan para deleitarse con recetas propias. Una guía para disfrutar algunas de ellas, darles formas divertidas y deliciosas.

La Semana Santa despierta un ambiente especial en los hogares, marcando el inicio de celebraciones familiares y culinarias (Getty)

Con la llegada de Semana Santa, los hogares se llenan de un ambiente especial, preparando el terreno para celebraciones que prometen reunir a la familia alrededor de mesa.

Esta fiesta, marcada por una profunda tradición, se convierte en el momento perfecto para planificar todo tipo de agasajos culinarios, donde ingredientes como el chocolate, la frutilla, y las almendras, toman un protagonismo único. Es una época que, además de su significado religioso y de unión, invita a deleitarse con sabores y recetas que, aunque disponibles durante todo el año, cobran un sentido especial durante estos días.

Entre los aspectos más destacados de la Semana Santa están, sin duda, los huevos de Pascua y el chocolate. La preparación de estas delicias, que varían de un hogar a otro, añade un toque de singularidad a la celebración, proporcionando no solo placer al paladar sino también, y sobre todo, fomentando la convivencia y el compartir familiar. La anticipación por degustar estas especialidades hace que su elaboración adquiera un carácter casi ritual, llenando de entusiasmo y expectativa a quienes se dedican a cocinarlas.

Aquí, algunas recetas de huevos de Pascua y otras con chocolate como protagonista para disfrutar en este fin de semana largo.

Los huevos de Pascua y el chocolate se erigen como protagonistas indiscutibles de esta festividad, añadiendo singularidad y sabor a la mesa (Getty)

Huevo de pascuas relleno sin gluten, por Eli Aguilar (@eliglutenfree)

Ingredientes

  • Chocolate semiamargo
  • Galletitas de chocolate
  • Queso crema
  • Café
  • Opcional: licor de chocolate

Derretir el chocolate a baño maría, pincelar el molde de huevo formando una capa fina y llevar a la heladera hasta que solidifique. Repetir este procedimiento dos veces más para formar una capa que sostenga bien el relleno. En un bol, colocar el dulce de leche y el queso crema en iguales cantidades, agregar dos cucharadas de chocolate derretido y mezclar todo.

Añadir una capa de mezcla adentro del huevo ya desmoldado. Preparar un café bien cargado y agregar un poco de licor. Ir mojando las galletitas y colocarlas sobre el relleno dentro del huevo. Repetir hasta llegar al borde. Decorar con picos de dulce de leche y virutas de chocolate.

Huevo de pascua, por Paulina Cocina (@paulinacocina)

Decorar los huevos de Pascua es todo un arte, que incluye desde el uso de confites y golosinas hasta mensajes personalizados (Getty)

Ingredientes

  • Chocolate cobertura
  • Moldes
  • Chirimbolos para decorar huevos de pascua

Si el chocolate ya viene en pepitos, llevarlo directamente a un bol. Si es en tableta, cortar en pedazos medianos. Preparar el baño maría para derretir el chocolate: poner una olla al fuego con un poco de agua y evitar que hierva. Por encima poner el bol con el chocolate. Es importante que la base del bol no toque el agua.

Ir revolviendo de a poco el chocolate hasta que esté completamente derretido. Si se empieza a empastar, retirar la olla junto con el bol del fuego y continuar revolviendo.

Colocar el chocolate en los moldes de huevos de pascua e ir golpeando para que se distribuya; si no alcanzó, colocar más. Este paso también se puede hacer con un pincel e ir pintando el molde con chocolate. Cuando está listo, colocarlo sobre un papel manteca boca abajo y llevarlo a la heladera entre 15 y 20 minutos.

Sacarlo de la heladera y desmoldarlo despacito. Unir las dos mitades y llevar de nuevo una olla al fuego con agua y ponerle una fuente de tapa. Cuando eso esté caliente, derretir muy suavemente los bordes del huevo. Colocar confites, golosinas o un mensaje, y cerrarlo con otra mitad de huevo con los bordes derretidos. Se puede colocar el chocolate extra para pegarlos bien.

Luego llega el momento de decorarlos. Se les puede poner chips de chocolate en los bordes, nueces y almendras picadas, entre otras cosas.

Bombones de frutilla, por Caro Pavanetto (@glutenfreak.ar)

Bombones, otra opción chocolatosa para Pascua

Para 20 bombones chicos, los ingredientes son los siguientes:

  • 70 gramos de chocolate blanco templado.
  • 50 gramos de yogurt de frutilla con trozos de frutilla.
  • Copos de arroz inflado sin gluten, a gusto.

Picar el chocolate bien chiquito y derretirlo. Mezclar con el yogurt y el arroz inflado. Dejar enfriar en la heladera mientras se arma la base de los bombones de chocolate con leche o semiamargo derretido. Llevar el molde 10 minutos al freezer. Rellenar los bombones y cubrir con una capa más de chocolate con leche o semiamargo. Dejar enfriar 10 minutos en el freezer y desmoldar.

Guardar en la heladera hasta un rato antes de comer. El arroz inflado se puede cortar para que quede más chiquito y se mezcle mejor. Se puede reemplazar por quinta o amaranto inflado. El yogurt puede llevar pedacitos de frutilla, para que le dé más sabor y textura.

Bombas de chocolate “energía”, por Gian Luca Malnatti (@gianlucaveggie)

Las bombas de chocolate “energía” ofrecen una alternativa saludable y deliciosa, combinando ingredientes como pasta de maní, banana y quinoa (Gianluca veggie)

Ingredientes

  • 150 gramos de pasta de maní.
  • Una banana madura.
  • Una cucharada de arrope de tuna o jarabe de maple.
  • Un cuarto de cucharadita de extracto de vainilla.
  • Sal
  • 20 gramos de quinoa.
  • 50 gramos de avena.
  • 20 gramos de chocolate 70% cacao.
  • Coco rallado 20g (4 Cdas)

En un bol, pisar la banana hasta hacerla puré. Agregar pasta de maní, arrope de tuna (jarabe de maple o cualquier miel vegana), extracto de vainilla y sal. Mezclar bien hasta integrar e incorporar el resto de los ingredientes, excepto el coco rallado.

Formar bolitas de similar tamaño. En un bol pequeño, echar coco rallado y rebozar cada bolita. Refrigerar unos minutos para que se pongan firmes y ya están listas para consumir. Conservar en heladera por hasta 5 días.

Fuente: Infobae.com