Inicio » Tras recibir a los gobernadores, el Ejecutivo busca ahora privatizar 13 empresas públicas

Tras recibir a los gobernadores, el Ejecutivo busca ahora privatizar 13 empresas públicas

La nueva lista tiene 23 firmas menos que la nómina que intentó pasar por el Congreso en enero. Entre las indicadas para su privatización total están Aerolíneas Argentinas, Energía Argentina, Radio y Televisión Argentina. Banco Nación y ARSAT quedarían sujetas a un esquema mixto.

Después de recibir a los gobernadores en la Casa Rosada, el Ejecutivo redujo a 13 la lista de empresas que quiere privatizar y que presentará ante el Congreso. En el proyecto original de la Ley Ómnibus, en diciembre eran 41, y luego en enero habían bajado a 36.

En la nómina de privatización total están Aerolíneas Argentinas, Energía Argentina (ex Enarsa), Radio y Televisión Argentina, Yacimientos Carboníferos Río Turbio e Intercargo.

Como sujetas a un esquema de empresa mixta, el Gobierno propone a Nucleoeléctrica Argentina -administra Embalse, Atucha I y Atucha II-, Banco Nación junto a todas las empresas del grupo Nación, y Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (ARSAT).

En la lista de empresas con posibilidad de concesión quedaron: Agua y Saneamientos Argentinos (AYSA), Correo Oficial, Belgrano Cargas y Logística, Sociedad Operadora Ferroviaria (SOFSE) y Corredores Viales.

Entre las que quedaron afuera están la Administración General de Puertos, Construcción de Viviendas para la Armada Argentina, Innovaciones Tecnológicas Agropecuarias (INTeA), Playas Ferroviarias de Buenos Aires, Polo Tecnológico Constituyentes y Tandanor (Talleres Navales Dársena Norte S.A.C.I. y N.).

Lo mismo aplica para la Administración de Infraestructuras Ferroviarias, Ferrocarriles Argentinos, Empresa Argentina de Navegación Aérea, Desarrollo del Capital Humano Ferroviario, Educ.ar y Télam, que buscarán cerrarla.

Esta nueva lista es parte de la negocación que comenzó ayer el Ejecutivo con los gobernadores en la Casa Rosada. El esquema de privatizaciones es uno de los puntos que el Gobierno quiere mantener junto con la declaración de emergencia, las facultades delegadas y las desregulaciones hidrocarburíferas y mineras.

La Ley Ómnibus quedó en 190 artículos -en diciembre tenía 600 y en febrero bajó a 300- que intentarán reflotar a través de un nuevo dictamen de comisión que incluye el capítulo fiscal.

La oferta que le hizo el Gobierno a los mandatarios provinciales incluye una moratoria impositiva, la eliminación del Impuesto a la Transferencia de Inmuebles de Personas físicas y Sucesiones Indivisas y modificaciones de impuestos internos al tabaco.

Además, contiene la ley de Ingresos Personales con eliminación de ciertas exenciones que aplican sobre la cuarta categoría, una modificación del monotributo aumentando las escalas de montos de facturación y las cuotas fiscales y un régimen de transparencia fiscal al consumidor.

Lo que traba la negociación entre la Casa Rosada y los gobernadores es la restitución de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias. Los que más se oponen son los peronistas y los patagónicos, que están representados por el mandatario de Chubut, Ignacio Torres.

Según se pudo saber, la estrategia del Gobierno es seguir insistiendo por esa vía para la recomposición de los fondos que significarían 6000 millones de dólares (1,4% del PBI) para las provincias. No están dispuestos a coparticipar el impuesto PAIS.

Es por eso que se conformó la comisión entre los ministros de Economía de las provincias y el Ejecutivo: quieren definir los puntos del capítulo fiscal para avanzar sobre las reformas del paquete que cayó en Congreso en febrero.

Sobre la reforma previsional, el Gobierno acordó darle un aumento del 10% a los jubilados y luego sellar por ley la indexación de las jubilaciones al Índice de Precios al Consumidor (IPC).

MisionesOnline