Inicio » Desde la Cámara de Comercio de Puerto Iguazú destacan que “el rubro gastronómico anda bien con restaurantes llenos cualquier día de la semana”

Desde la Cámara de Comercio de Puerto Iguazú destacan que “el rubro gastronómico anda bien con restaurantes llenos cualquier día de la semana”

Jorge Florentín, secretario de la Cámara de Comercio de Puerto Iguazú, explicó la variada dinámica de mercado en Puerto Iguazú, con la gastronomía en auge a pesar de los desafíos económicos. También recalcó la propuesta de reubicar el control fronterizo que funciona en el municipio con el objetivo de agilizar el cruce y mejorar el flujo de brasileños, esenciales para economía local.

Florentín ofreció un panorama sobre el flujo actual de consumidores brasileños en la localidad fronteriza. “Hay una situación muy extraña porque con la variación de precios del dólar oficial, con las constantes devaluaciones y volatilidad de precios, todavía hay rubros a los que les está yendo muy bien, otros se mantienen, otros han bajado. Entonces, depende con quién hables, con qué emprendedor o empresario hables, tenés una perspectiva distinta”, manifestó.

En este sentido, reveló que en supermercados hubo suba de precios de varios productos, en hotelería “también bajó un poco”, aseveró, respecto al nivel de concurrencia en la localidad. No obstante, reconoció que el rubro de la gastronomía “anda muy bien, en Puerto Iguazú cualquier día de la semana los restaurantes de la Avenida Brasil están llenos, trabajan bastante bien”.

Respecto al combustible, Florentín destacó que perdió atractivo para los visitantes brasileños debido a su alineación con precios internacionales.

De esta forma, aludió a la situación específica del cruce de la frontera con Brasil, el cual continuamente sufría demoras debido a los numerosos brasileños que cruzaban en busca de este producto. Admitió que se encuentran a disposición tanto desde su área como desde el sector turístico para entablar diálogo con la nueva administración que asuma la Coordinación de Frontera y pensar estrategia para agilizar el paso fronterizo.

“Nos beneficia la agilización ya que hay muchos turistas que vienen, inclusive, de ciudades bastante lejos para visitarnos, para conocernos, -porque ya la gastronomía está instalada en Brasil como de buena calidad- y que, a veces vienen, se encuentran con largas filas y terminan dando la vuelta y perdemos todo”, declaró.

Florentín aclaró que el 99% de las personas que cruzan el paso fronterizo de Puerto Iguazú son personas o familias que consumen en el municipio misionero y regresan al vecino país sin quedarse a pernoctar. De allí que desde la Cámara de Comercio proponen correr el control fronterizo a otra localidad sin descuidar las medidas de seguridad. “Las personas que más detienen en el paso fronterizo acá vienen siendo personas con deudas alimentarias a sus hijos. La delincuencia como una cuestión de seguridad nacional no está generando resultados directos, quizás indirectos en el sentido de que evitan pasar por ahí los delincuentes de mayor calibre”, argumentó.

En relación con su propio negocio, una agencia de motos, Florentín observó un inicio de año «un poco atípico» debido a la volatilidad económica. La alta inflación encareció el crédito, afectando negativamente a las ventas de bienes durables como las motocicletas. «Hace algunos años atrás, con el Ahora Misiones, una persona podría comprarse una moto en cuotas sin intereses con tarjetas de créditos de los bancos de la provincia», recordó, subrayando que la inflación desvalorizó tales programas de crédito.

Las restricciones a las importaciones complicado aún más el panorama, con proveedores imponiendo cupos o condiciones desfavorables, lo cual afectó a la salud financiera de las empresas. La reciente liberación de mercaderías y la subida de precios llevó a Florentín y otros concesionarios a depender de sus stocks existentes, en un esfuerzo por mantener estables los precios frente a un mercado oscilante.

“No estamos comprando, estamos tratando de aguantar, y con nuestro stock, manejarnos lo máximo posible de tiempo. Esto termina generando que empiezan a aparecer ahora ofertas de nuestros proveedores, distribuidores, importadores, con plazo, en algunos casos, hasta bajan los precios, en definitiva, el poder lo termina teniendo el consumidor, que convalida o no los precios, en esta volatilidad que hay en Argentina”, señaló.

Por otro lado, el secretario de Comercio detalló el perfil de sus compradores, advirtiendo que por lo general son personas que adquieren la motocicleta para trasladar a sus hijos a la escuela, pues la comunidad considera que el rodado en cuestión constituye un medio de movilidad “rápido, práctico y medianamente económico”.

MisionesOnline