Inicio » La estafa por WhatsApp en la que todos caen y es imposible de detener, ¿de qué se trata?

La estafa por WhatsApp en la que todos caen y es imposible de detener, ¿de qué se trata?

Los ladrones actúan mediante prácticas engañosas, astutas y estratégicas. Los usuarios, vulnerables, caen en su trampa. ¿Cómo evitar una estafa?

Los estafadores están al acecho. Cuando ven una oportunidad, activan su plan para robarle todos los datos a los usuarios. Justamente, sus esferas son las redes sociales y, principalmente, WhatsApp.

Tienen muchísimas estrategias los ciberdelincuentes, pero la más utilizada es el engaño. A partir de ello, su objetivo es adueñarse de las cuentas en la aplicación de Meta y, sucesivamente, seguir esa misma intención.

El objetivo, no solo es quedarse con los datos personales de los internautas, sino hurtar su dinero mediante prácticas ilegales, pero efectivas desde el punto de vista del ladrón.

Estafas en WhatsApp: ¿cuál es la más común entre los ladrones?
Toda historia tiene un principio y un final. Desde ahí parten las estafas, iniciando por un mensaje y cerrando con el robo de cuentas/dinero de los usuarios de WhatsApp.

En primer lugar, una persona suele recibir un texto de un supuesto amigo, familiar o conocido con el que puede tener contacto usual o nulo. Si bien en algunos casos puede parecer extraño, la parte del engaño que utilizan los delincuentes es, justamente, tender una trampa.

La estafa por WhatsApp en la que todos caen y es imposible de detener, ¿de qué se trata?


Los ladrones actúan mediante prácticas engañosas, astutas y estratégicas. Los usuarios, vulnerables, caen en su trampa. ¿Cómo evitar una estafa?
La estafa por WhatsApp en la que todos caen y es imposible de detener, ¿de qué se trata?


Los estafadores están al acecho. Cuando ven una oportunidad, activan su plan para robarle todos los datos a los usuarios. Justamente, sus esferas son las redes sociales y, principalmente, WhatsApp.


Tienen muchísimas estrategias los ciberdelincuentes, pero la más utilizada es el engaño. A partir de ello, su objetivo es adueñarse de las cuentas en la aplicación de Meta y, sucesivamente, seguir esa misma intención.


El objetivo, no solo es quedarse con los datos personales de los internautas, sino hurtar su dinero mediante prácticas ilegales, pero efectivas desde el punto de vista del ladrón.

Toda historia tiene un principio y un final. Desde ahí parten las estafas, iniciando por un mensaje y cerrando con el robo de cuentas/dinero de los usuarios de WhatsApp.

En primer lugar, una persona suele recibir un texto de un supuesto amigo, familiar o conocido con el que puede tener contacto usual o nulo. Si bien en algunos casos puede parecer extraño, la parte del engaño que utilizan los delincuentes es, justamente, tender una trampa.

Por lo general, el primer mensaje tiene una connotación afectiva. Luego de unos minutos conversando, allí le solicitan al usuario que le reenvíe un código que recibieron por SMS. Allí nace la primera falencia de los internautas.

Si indican el cifrado, el ladrón ya podrá quedarse con la cuenta de WhatsApp y no tendrán poder de acción sobre ella. El segundo, y último paso, es “pedir prestado” dinero, cuestión que puede generar más rechazo. “Después te lo devuelvo”, suelen mencionar y, por supuesto, eso no sucede.

¿Cuáles son los consejos para evitar estafas en WhatsApp?
Hay que tomar recaudos para evitar sorpresas o lamentos. Es por eso que desde Meta brindaron una serie de consejos que deben seguir lo usuarios para proteger su información en WhatsApp.

En primer lugar, es importante que nunca se comparta el código de verificación de seis dígitos. “La única manera de activar la cuenta es mediante la verificación de tu número de teléfono con este código de registro, por lo que debes poder recibirlo en el teléfono”, explicaron.

Otro de los puntos a tener en cuenta es el acceso a la cuenta, dado que en caso de haberla perdido se podrá volver a registrar el número. Bajo esa acción, “nadie más podrá ver tus mensajes anteriores”.

Por último, la recomendación vital es utilizar “siempre la última versión de la app de WhatsApp oficial”, ya que Meta se encarga de actualizar las medidas de seguridad.

El Cronista