Inicio » Las abundantes lluvias complican la llegada de productores a las ferias

Las abundantes lluvias complican la llegada de productores a las ferias

Las condiciones climáticas impuestas por El Niño afectan a feriantes que cada vez más deben aunar esfuerzos para acercar sus productos y comercializarlos en Posadas

Las abundantes y continuas lluvias que se precipitan sobre la provincia desde hace más de dos meses impactan en la producción de los pequeños productores y feriantes que se trasladan a comercializar sus productos a la capital provincial. Según estiman, de los más de 500 feriantes que forman parte de las Ferias Francas en la provincia, alrededor de 150 fueron afectados desde la llegada de El Niño a la región.

En este sentido, José Villasanti, presidente de Ferias Francas, contó -en diálogo con El Territorio- la situación de los productores y cómo impactan las condiciones climatológicas. “Los productores que vienen desde Andrade, Cerro Azul, Arroyo del Medio, Taranco, vienen sufriendo bastante daño sobre todo en la estructura de los invernaderos y medias sombras, que se les rompieron bastante”.

“Está muy complicado el tema para comprar un rollo de plástico, por ejemplo, que está aproximadamente cerca de los 200 mil pesos. Es mucha plata para un productor; y también mucha lluvia que genera que se pudra mucha hoja, la mandioca también está en problemas”, agregó.

A su vez, enfatizó en el caso de El Soberbio que por la crecida del río Uruguay que en muchos casos afectó a hectáreas de campo, el agua hizo que se pudran las plantaciones de maíz.

“En la zona del Alto Uruguay, el río también trajo muchos problemas, pérdidas para algunos que plantaron maíz para sacar choclo temprano, se le inundó todo; y por la crecida no pueden pasar algunas zonas con arroyos”, puntualizó.

Todo esto impacta de manera directa en la economía de los pequeños productores que se rebuscan para poder llegar a la ciudad a vender sus productos, dado que dependen de la enorme cantidad de clientes que tienen en la capital provincial.

“En muchos casos, se le compra a un vecino que no le agarró el granizo y tiene algunos productos más. Intentan venir con menos pero tratan de hacer el esfuerzo porque también es la forma de vida de ellos y de eso depende su economía”, dijo Villasanti.

El presidente de Ferias Francas expresó que por el estado de crisis, los feriantes deben apelar al rejunte de productos y asociarse entre familias para economizar los viajes. “Gran parte se junta para compartir un solo vehículo y en cuanto a la nafta, cuando van todos a una misma feria”.

Caminos terrados
Otro componente que dificulta la tarea de traslado en áreas rurales es el mal estado de los caminos de tierra. Las abundantes lluvias destruyen los caminos vecinales que quedan intransitables para los vehículos.

Debido a esta situación, recientemente, Oberá y Montecarlo, declararon la emergencia vial. De este modo, los productores solicitaron la asistencia del Estado y la reparación de las vías de ingreso y egreso de las chacras.

Asimismo, el gobernador, Oscar Herrera Ahuad, declaró la emergencia de carácter hídrico y agropecuario desde este mes, a causa de los estragos provocados por el mal tiempo y sus consecuencias.

“Esas lluvias torrenciales que vienen, que lavan los caminos y sacan las piedras para afuera. Mientras siga el mal tiempo, las maquinarias de los municipios, no van a poder salir a la calle a trabajar”, mencionó.